El XVIII Congreso Nacional del Partido Comunista de China (PCCh), que tuvo lugar recientemente en Beijing, tiene tres puntos clave que podemos analizar aquí de manera resumida con una breve conclusión.

Primero. Modelo de traspaso de poder.

Se ha producido el traspaso del máximo poder político de la mano de Hu Jingtao a Xi Jinping, quien asume el cargo de secretario general del PCCh a partir de este Congreso. Es la segunda vez en la historia contemporánea china en la que se traspasa pacíficamente el poder dentro del mismo partido. Con este traspaso de poder se ha renovado completamente el órgano máximo de Gobierno, que es el Buró Político Permanente (BPP), que está formado hoy en día por siete hombres en vez de los nueve que tenía en la época de Hu. Podemos decir que se ha consolidado el modelo de traspaso del poder dentro del PCCh, impuesto por Deng Xiaoping en su día – aunque es y no democrático -, que confiere al secretario general de PCCh el proceso de elegir y encontrar a sucesor. Este modelo sirve y servirá para elegir las siguientes generaciones de líderes de PCCh.



Para poder ver el artículo entero suscríbete o compra un ejemplar de Global Asia Magazine.